Lo importante no es el destino sino el camino, por Mélanie Belin

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En los últimos meses todo el mundo ha tenido que estar en pausa, razonar la situación y reaccionar frente a una crisis que nos agarró por sorpresa y que ya se alargó mucho más allá de todo pronóstico.

En Atout France también pasamos por todas estas fases de análisis y adaptación constante, pero me percaté que esta pandemia no vino a cambiar por completo al turismo. De hecho, llegó para obligarnos a abrir los ojos frente a una realidad que ya era latente y que cada vez se hace más fuerte. Hablo de las quejas al sobreturismo, el descuido del medio ambiente, la búsqueda de experiencias más auténticas y el contacto con la gente local. Todos estos comportamientos habían empezado antes de la pandemia.

Tomando en cuenta estos grandes cambios y preocupaciones, ¿cómo un lugar internacional como Francia puede seguir haciendo su labor de promoción?, ¿cómo justificar la huella de carbono de un vuelo transatlántico?, ¿cómo competir con los destinos nacionales y locales que tanto necesitan de los viajeros mexicanos para recuperarse y reactivar su economía?

Creo que cada persona debe reflexionar sobre el por qué y el cómo de sus vacaciones para decidir a dónde ir. Por eso, quiero compartirles una serie de puntos clave que pienso se deben considerar para salir en pospandemia de forma más consciente.

p18-nov2020-04

1- Menos países y mayor estancia en cada uno

Sabemos que en promedio, un mexicano recorre tres países cuando va a Europa en un periodo de 15 días. Esto quiere decir que aproximadamente pasa cinco días en un territorio. Y si hablamos de Francia, lo más probable es que solo esté en París. La interrogante es: ¿cuánto pudo conocer realmente de Francia, su gastronomía local, su gente y sus tradiciones? Esta nueva normalidad debe hacer que nos tomemos el tiempo para adentrarnos en cada rincón que visitemos. El papel del agente de viajes es esencial para guiar al turista a escoger el circuito o el destino más adecuado.

2 – Atreverse

Para planear un viaje, también hay que quitarse el miedo y las barreras mentales que uno se hace. En mi caso, soñaba con viajar a México cuando era estudiante. Me animé a hacerlo sola, a volar en avión por primera vez y llegar a una nación donde apenas sabía unas cuantas palabras. Un intercambio de seis meses se transformó en 13 años viviendo en México y contando. Claramente, hay travesías que cambian tu vida de forma muy radical y profunda pero requieren de más valor y esfuerzo que un simple tour.

3- Anticipar y planear

Lo primero es consultar la página web del consulado o embajada del país a donde queremos ir e informarse. Es aún más importante en este periodo de COVID-19, porque la apertura de fronteras y protocolos sanitarios cambian constantemente.

La otra ventaja de anticiparse es que permite ahorrar tiempo y dinero, optimizando traslados, armando rutas con más sentido y consiguiendo las mejores ofertas. Además se pueden descubrir los días de cierre de museos o sitios de interés evitando malas sorpresas. De hecho, actualmente, hacer reservar previas se está volviendo forzoso para controlar el flujo de visitantes en cada establecimiento.

4- Salir de los lugares comunes

Hemos visto que hoy en día se prefieren espacios abiertos o al aire libre, lejos de las zonas más concurridas. Una buena manera de recorrer parajes diferentes y para adentrarse en la vida local es rentando un coche. Manejar es una tendencia que hay que explorar para conocer otros horizontes. Y recuerden que no todo el mundo tiene que visitar los must see de cada parte. Por ejemplo, nunca me he subido a la Torre Eiffel y no tengo la intención de hacerlo porque no está en mis planes cuando voy a París. Esto me lleva al último y más importante punto.

5- Buscar un sitio que responda a tus intereses

La cuestión fundamental para escoger una localidad es saber si puede aportarnos algo más que un simple “ya estuve aquí”. Hay que conectar con sus afinidades para que valga la pena. Olvidemos la Bucket List obligatoria y aprovechemos estar en casa para pensar qué queremos aprender, descubrir o reforzar, para ir a un punto geográfico donde viviremos experiencias enriquecedoras. Cuando me preguntan cuál es el mejor viñedo o la mejor ciudad para disfrutar en Francia, siempre contestaré con otra pregunta, esto para saber sus preferencias, porque según los gustos, hábitos y conocimientos de cada individuo, la respuesta es distinta.

No pensemos en el destino sino en el camino. A veces este trayecto nos llevará a Francia y otras veces no, pero lo esencial es que el viaje sea excepcional y memorable para siempre. Pueden volver a escuchar estos consejos y más en nuestro podcast #ExploreFrance, disponible gratuitamente en Spotify y Apple podcast.

p18-nov2020-01

Mélanie Belin

Es directora general de Atout France en México. Nació en Besançon, Francia.

Estudió Administración de Empresas y cuenta con una especialización en Empresas Culturales.

Llegó a México hace 13 años. Es una mujer encantadora y brillante que se ha ganado el respeto y cariño de la industria.

También te puede interesar:

Atout France, anfitrión del Monet Experience and the Impressionists


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •