Felipe Bonifatti, Director General para México, Centroamérica y el Caribe de Lufthansa Group

Por Bibiana Saucedo

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Considerada una de las aerolíneas de alcance global más importantes, la cual venía de haber tenido los tres mejores años en toda su historia “y hoy, vernos en la necesidad de solicitar préstamos estatales por más de €9 billones de euros no ha sido nada fácil. Tardaremos mucho tiempo en volver a presentar cifras similares a las de 2019”, revela a INVERTOUR Felipe Bonifatti, director general para México, Centroamérica y el Caribe de Lufthansa Group, sobre el recuento de los daños, al conceder una entrevista virtual en la cual nos habló de este convulso año.

Bonifatti es, últimamente, uno de los rostros más conocidos del sector. Es, además, un caballero incansable que no ha parado en acciones y declaraciones acerca del estado de Lufthansa. Su gentileza y arduo trabajo no tienen límites.

Y a pesar de que esta pandemia ha sido un golpe muy duro, una buena noticia fue saber que la línea aérea restableció su ruta a Cancún. “El 1 de octubre fuimos la primera compañía europea en regresar a este destino y conectar nuevamente a Quintana Roo. Hicimos una reinauguración. Haber estado allí fue muy emotivo y afortunadamente el vuelo llegó casi lleno: 260 turistas de 279, que no sólo venían de Alemania sino de 15 países más de Europa y Medio Oriente. Así, la oferta a este paraíso mexicano se reanuda, pues el 3 de octubre también volvimos con Swiss, operado por Edelweiss, desde Zúrich, Suiza”, expresó sumamente entusiasmado.

p03-oct2020-01

¿Cuál ha sido la estrategia realizada durante los últimos seis meses?

“Ya pasamos por varias etapas, desde la paralización casi completa de la flota hasta el reinicio de nuestro servicio. En todo este tiempo hemos estado cerca de cada cliente, informando la circunstancia por la que estamos pasando. Una comunicación empática y cercana ha sido crucial en este regreso: debemos entender las actuales preocupaciones e incertidumbres de los pasajeros y ayudarlos en la planificación de sus viajes, aún cuando muchos factores no dependen de nosotros. La flexibilidad ha sido y sigue siendo clave”.

En estos momentos… ¿Cuál es el estatus de los vuelos?

“La recuperación de la demanda es lenta, en especial en el sector corporativo. Las restricciones sanitarias y migratorias hacen que la situación no sea la más positiva. En la ruta de CDMX a Frankfurt contamos ya con cinco frecuencias semanales, esperando que sea diaria a comienzos del 2021. En cuanto a Cancún, iniciamos con dos itinerarios a la semana y para fin de mes agregaremos uno más, que sumados al de Zúrich, en diciembre lograremos una oferta de vuelos similar a la que tenemos en la capital de México. A nivel mundial reanudamos operaciones en más de 130 ciudades”.

Totalmente optimista es como se siente Felipe Bonifatti en esta etapa de la crisis por COVID-19, y preparado en cuanto a la reactivación de los viajes. “Creo que es fundamental tomar en cuenta las preocupaciones de los pasajeros y ofrecerles soluciones. Asimismo, brindamos tranquilidad a los operadores turísticos, agencias y organizadores de eventos, incentivos y convenciones, diciéndoles que volar es seguro. Necesitamos tomar decisiones basadas en datos científicos que permitan que la industria vuelva a despegar, literalmente”.

¿Nos puedes hablar de tus expectativas para 2021?

“La situación aún es confusa y eso hace que la planificación para el siguiente año sea difícil. Debemos ser muy cautelosos, ya que hay una infinidad de hechos que no están bajo nuestro control. El 2021 no será sencillo. Tendremos un año de grandes retos. Me parece que ser realistas es lo que los colaboradores, accionistas, clientes, proveedores y socios de negocios esperan de una empresa seria y responsable como Lufthansa”.

Asimismo, nos dijo que su flota, previo al COVID-19, era de 700 aeronaves, tanto para tráfico continental como intercontinental. “Pero en los últimos meses hemos decomisado algunas y parado otras temporalmente. Estamos pronosticando a futuro tener unos 150 aviones menos”.

Comentó contundente que los protocolos de sanidad de Lufthansa son estrictos e impecables. “Lo he comprobado con mi familia este verano en, por lo menos, cuatro vuelos, y otros cuatro que hice yo adicionales por mi cuenta. Las medidas, tanto a bordo como en tierra, son un ejemplo para el turismo. Se han tomado un sinfín de normas, desde la limpieza hasta el uso del cubrebocas, pasando por la sana distancia en los procesos de embarque y desembarque, el servicio adaptado en cabina para minimizar contacto físico o los conocidos filtros HEPA y la circulación del aire, entre otras”.

Oriundo de la bella Mar del Plata en la provincia de Buenos Aires, Argentina, Felipe Bonifatti se incorporó a esta industria en 1992, por lo que ya son 28 años de exitosa trayectoria. “Empecé muy joven, demasiado quizá. De hecho cumplí mi mayoría de edad trabajando en la aviación”.

Con 17 años terminó la secundaria en el colegio alemán de su ciudad. Desde entonces se integró a la oficina local de Lufthansa con un contrato temporal de media jornada, ya que a la vez había entrado a la carrera de Derecho en la universidad. En 1998 obtuvo el título de Abogado. Estudió un máster en Relaciones Internacionales y tiene una especialización en Transporte Aéreo Internacional que dictaba Lufthansa en el marco de un Programa de Formación de Jóvenes Directivos, que duró dos años. “Creo que en ese momento ya tenía más que claro en dónde quería trabajar el resto de mi vida”.

Luego de estar en Lufthansa Argentina, estuvo en esta aerolínea en países como España, Guinea Ecuatorial, Colombia y Panamá. Después, llegó a México en enero de 2019, para unirse “al excelente equipo que tenemos en la región”, nos dice conmovido.

Felipe Bonifatti está felizmente casado con Beatriz. “Tenemos dos hijos: Hilda de 14 años y Felipe –a quien le decimos Pipe– de 12”.

monitos inver

Es, sin lugar a duda, un apasionado de la aviación. “Sigo disfrutando de la magia de volar y de poder llamar “casa” a un hotel o un crucero por unos pocos (o muchos) días. Amo la buena mesa en toda su extensión. Me fascina el mundo del vino y el de la restauración. Cocino mucho, mal pero mucho. Una combinación ideal, para mí, es un viaje familiar con buena lectura y buena gastronomía”, confiesa divertido.

Felipe Bonifatti es un hombre que se ha ganado el respeto y la admiración del sector turístico mexicano. Y aunque ha pasado por muy dolorosos momentos, nos revela cómo ha llevado su confinamiento en estos meses.

“Ha sido muy difícil ver cómo la realidad decide por ti: no puedes ir a la oficina ni tus hijos a la escuela, no es posible salir para ver a tus seres queridos ni despedirte de ellos. Pero, por otro lado… ¡agradeces el tener salud para poder quejarte de todo ello! Si hay algo positivo de esta experiencia a nivel personal fue tener la oportunidad de desayunar, comer y cenar con mi esposa y mis hijos todos los días desde que comenzó esta pandemia; el compartir su día a día, cosa que nunca había tenido en toda mi vida. Hoy, estamos más unidos que antes”.

También te puede interesar: 

Rafael Aponte, Director General de AVIAREPS


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •