fbpx
TOP

Desafíos para los desafiados

Comparte este contenido

Cabeza-JM-ago-2015

La Ciudad de México se ha unido a otras capitales del mundo con una flota de taxis que pueden transportar tanto las sillas de ruedas como a quienes las utilizan. Aerolíneas y aeropuertos hace mucho tiempo comenzaron a ofrecer este tipo de servicio. En la última Conferencia de Turismo y Aventura en Chiapas hubo un programa especial enfocado a “Turismo de Aventura y Discapacidad” para compartir las experiencias de trabajar con grupos vulnerables.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía más de cinco millones de personas en México sufren de una u otra forma de discapacidad. Algunos pueden caminar, pero no pueden ver. Otros que pueden caminar y ver no pueden pensar claramente. Luego están los ancianos, y ese grupo aumenta cada día más. Para todos, la capacidad de viajar es importante. Sentirse obligado a permanecer en un mismo lugar es casi como estar muerto.

Planear con anticipación, siempre es una buena idea, resulta esencial para personas con impedimentos físicos. Uno tiene que saber a dónde ir y cómo llegar. El mejor lugar para iniciar los planes -nadie se sorprenderá- es la Internet. Google ofrece listados de páginas de agencias de viajes que ofrecen atenciones especiales para las personas con discapacidad, empezando por “México Accesible” y llegando hasta “Viajes Personalizados”.

p26-01 copia

Se puede necesitar un día entero para investigar todas las opciones; pero cuando se trata de viajar, el planear las cosas es parte de la aventura.

Las diferentes compañías aéreas tienen reglas particulares al respecto, pero en todos los casos una línea aérea debe ser advertida con anticipación cuando un pasajero con discapacidad va a volar.

Muchas de ellas tienen páginas y páginas de reglamentos que cubren todas las eventualidades. Éstas deben ser leídas atentamente. ¿Cuándo se puede llevar a bordo un tanque portátil de oxígeno? ¿Qué pasa con un pasajero sordo o uno que necesita un perro guía? ¿Se pueden llevar sillas de ruedas en el avión o deben ser documentadas y utilizar las de los aeropuertos?

El mayor desafío de todos puede ser el filtro de seguridad del aeropuerto. Aunque la línea aérea puede proporcionar un escolta a la puerta -especialmente para un pasajero que viaja en primera clase- el personal de seguridad no trabaja para ninguna aerolínea y les preocupan poco las molestias causadas por impedimentos físicos. Claro que ha habido casos en que los explosivos estaban escondidos en las muletas.

En el caso de los viajes internacionales, la gente de migración y aduanas también deben mostrar consideración. Muchas compañías van a trabajar específicamente para hacer esto lo más amigable posible, pero, de nuevo, realmente está fuera de su control. Estar acompañado por un amigo o familiar es un gran consuelo para el viajero con discapacidad.

Luego viene la cuestión de dónde alojarse. Los hoteles más lujosos por lo general están preparados para alojar huéspedes con discapacidad. Las instalaciones varían. Unos disponen de habitaciones con mirillas bajas en las puertas para que los huéspedes en sillas de ruedas puedan asomarse para ver quién está tocando. Las barras del armario se colocan en un nivel inferior, así como los interruptores de luz y los lavabos en el baño. A veces los teléfonos están equipados con numeración Braille y una luz se enciende para permitir a los sordos saber que alguien está tocando a la puerta.

¿A dónde ir? ¿Qué hacer? La gente dedicada al turismo en los mejores destinos de playa tiene gran cantidad de sugerencias: desde sillas de ruedas especiales para la playa hasta habitaciones de tiempo compartido para personas con discapacidad. Para algo más exótico, hay paquetes con excursiones guiadas a Costa Rica, Perú o Ecuador, donde el idioma no será un problema. Luego están Bali o Alaska, o el destino que cada quien prefiera.

Los cruceros son de los favoritos para muchos turistas con discapacidad. Varias líneas ofrecen servicios especiales para los pasajeros con necesidades especiales e incluso tienen recorridos de sillas de ruedas disponibles en sus puertos de escala. Otros tienen instalaciones disponibles para los ciegos, los sordos o personas con discapacidad intelectual.


Comparte este contenido