fbpx
TOP

De la serie: Consejos para nuestros pasajeros

Comparte este contenido

Cabeza-LGV-ago

Consideraciones en los días anteriores al viaje.

Primero que nada, descanse, todos sabemos que un viaje en avión siempre es emocionante, pero por favor descanse mucho las dos o tres noches anteriores al viaje.

Al empacar sus maletas, recuerde que la aerolínea permite un cierto número de maletas y peso en el equipaje, estos NO se promedian. Por ejemplo si el equipaje permitido es de dos maletas con máximo 20 Kg. cada una, no cargue una con 30 Kg. y otra con 10 Kg., equilíbrelas de manera que en ninguna se pase de máximo permitido.

Compruebe que todos sus documentos estén en orden, asegúrese de que su pasaporte no caduca durante los seis meses siguientes a la finalización de su viaje, y de que cuenta con los visados y vacunas necesarios para ingresar a los países que pretende visitar, al ingresar en algunos sitios le pueden pedir que muestre una cantidad importante de medios económicos, puede ser dinero en efectivo, tarjetas de crédito o débito, cheques de viajeros u otros, por lo general no menos de mil dólares o euros por cada adulto.

En el tema de migración se producen cambios con tanta frecuencia que no siempre la aerolínea o la agencia de viajes tienen la información actualizada, por eso ni el transportista ni la agencia de viajes asumen ninguna responsabilidad si no le es permitida la entrada a un país específico, debe cerciorarse usted mismo para no tener sorpresas desagradables.

Tip: Añada a su documentación, una lista de los consulados de su país, en los sitios a visitar.

Haga fotocopias de los documentos más importantes: la página principal del pasaporte, visados, documento de identidad, tarjetas de crédito o débito y cheques de viajero, vouchers de confirmación de hoteles y servicios, en previsión de posibles robos o extravíos; guarde consigo una copia y deje una en casa, tome una imagen de sus documentos con un escáner y envíese a usted mismo las imágenes por correo electrónico, esto le permitirá en cualquier café Internet o centro de negocios del mundo obtener una copia de sus documentos. Si no los escaneó o no tiene acceso a internet siempre puede llamar y pedir que le envíen por fax las copias que dejó en casa.

Impresión de sus boletos de avión o confirmación electrónica de sus reservaciones; no los olvide, con este tipo de billete, se supone con su nombre y una identificación tendría que ser suficiente para embarcar, pero llévelo impreso por si “no hay sistema”.

p20-02 copia

Prepárese para el Jet Lag

Cuando se viaja más rápido que la velocidad de rotación de la tierra, a favor o en contra, y cuando se atraviesan en pocas horas múltiples husos horarios, nuestro reloj biológico se desajusta y ajustarlo no es tan simple como ajustar nuestro reloj de pulsera. También ocurre cuando viajamos más al norte o más al sur, aunque no cambiemos de horario si en el sitio que vistamos el sol sale antes o después que en casa, por ejemplo en Ushuaia (Argentina) o en Alaska (USA), en sus meses de verano austral o boreal, el sol se oculta menos de una hora al día.

Este fenómeno se llama “Jet Lag” y también se presenta cuando viajamos a ciudades muy altas sobre el nivel medio del mar, como: Quito, La Paz, Bogotá, y otras que por su altura tienen poco Oxígeno, nuestro cuerpo se revela ante estas diferencias y los síntomas pueden ser fatiga, problemas digestivos, dolor de cabeza, sangrado de nariz y otros.

La solución, supone un pequeño esfuerzo, y es bastante simple: se trata de ajustarse “a la fuerza” a las horas y actividades locales, si se llega de día esperar a la hora local de acostarse, si es hora de cenar, hacerlo aunque en su reloj biológico sea hora de desayunar, por regla general, su cuerpo necesita un día para reponerse al cambio de una zona horaria, la diferencia con su ciudad de origen puede ser de una hasta más de doce horas, el desfase horario suele ser más molesto cuando pierden horas, al menos durante sus primeros días no debe intentar correr o hacer ejercicios aeróbicos.

En la mayoría de los vuelos sirven bebidas alcohólicas, a veces con la comida, a veces por separado, la recomendación es que en el avión beba menos de su consumo habitual, la cabina presurizada, la altura y el efecto deshidratante de la atmósfera artificial favorecen la acción alcoholizante del licor.

En la medida de lo posible, no planifique largas excursiones para el día de llegada, utilice ese día para reajustar su ritmo biológico, tome mucha agua, habitúese al horario local, desayune aunque en casa sea hora de cenar. Si su viaje tiene previstas actividades apenas a su llegada, le recomendamos que descanse mucho la noche anterior.

Continuaremos….


Comparte este contenido