Alemania es para ¡recorrerla en… bici!

www.guenterstandl.de
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nuevas tendencias

Si tienes planeado ir a Alemania en el futuro, debes saber que recorrerla en bicicleta es una gran idea, y más aún si eres un apasionado del ciclismo. Te maravillarás con sus lugares de ensueño, muchos de ellos como salidos de un bello cuento.

En este país hay más de 200 rutas a elegir; ya sea para aventurarte por las ciudades o las zonas rurales, te compartimos cuatro que son imprescindibles:

1. Bäderradweg (o ruta de balnearios):

Inicia en Überlingen, localidad que se encuentra en una de las orillas del Lago de Constanza. Este recorrido te llevará a diversos puntos donde podrás disfrutar de aguas termales e impresionantes entornos naturales, con lagos, colinas y páramos. En la etapa final, apreciarás el paisaje alpino mientras viajas siguiendo las vías del tren hasta Ottobeuren y continúa en un camino montañoso para llegar a Bad Wörishofen.

2. Ruta Sur (rumbo a Berchtesdagen):

También llamado ‘Sendero Ciclista del Lago de Constanza-Königssee’, comienza en Lindau, una localidad ubicada junto al lago antes mencionado, pero en su lado Sur. A lo largo del trayecto, los viajeros descubrirán vistas panorámicas de los Alpes y tendrán la posibilidad de vivir el encanto bávaro en diversos pueblos, refrescándose en alguna de las cervecerías de Bad Tölz, de Tegernsee, o de Schliersee. Además, esta pista es sumamente especial porque invita a explorar los subyugantes castillos del rey Luis II, como el de Hohenschwangau y el Neuschwanstein (que inspiró a Disney).

3. Hamelín:

La famosa ciudad del flautista de Hamelín es genial para visitarla en bici y es atractiva por su paisaje antiguo, con casas de madera y de piedra arenisca propias del medievo. En el centro hay pequeños callejones con cafés, pubs, tabernas y tiendas. Sigue el “rastro de las ratas”, estas te guiarán a los lugares de mayor interés. Por supuesto, esto tiene que ver con la conocida leyenda, la cual relata que, en 1294, un cazador de roedores que había sido engañado con su salario, en venganza atrajo, con sus melodías, a los niños fuera de la urbe… nadie los volvió a ver.

4. Muro de Berlín:

Este camino recorre este vestigio de la división alemana y sigue en su mayor parte las “carreteras aduaneras” del Oeste o las “carreteras de columna” que las tropas fronterizas de la RDA utilizaron para sus patrullas. La ruta circular pasa por las últimas torres de vigilancia, museos y monumentos que quedan, por ejemplo, en la Bernauer Strasse, justo a través del corazón del actual centro de la metrópoli y alrededor de la antigua frontera.

Así que, pedalea en dirección al mar o a lo largo de los ríos que en este país se encuentran y goza el panorama. Si lo prefieres, puedes optar por aquellos tours que atraviesan magníficos viñedos y regiones soleadas. Sin duda, Alemania es un paraíso por descubrir.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •