fbpx
TOP

Divorcio a la mexicana

Comparte este contenido

Cabeza-JM-may-2016

p30-may2016-02

Gracias a la decisión de filmar “La Noche de la Iguana” allí, Puerto Vallarta fue convertido en uno de los destinos vacacionales de playa más famosos de México. Hace cincuenta años, sólo tres vuelos a la semana aterrizaban en el aeropuerto local y ninguna carretera pavimentada llegaba hasta allí. A pesar de eso, John Huston, el legendario director, atrajo a la playa estrellas como Deborah Kerr y Richard Burton. Liz Taylor apareció para hacer compañía a Burton. Los dos estaban casados, pero no entre sí. En la década de 1960 este comportamiento atrajo a periodistas de todo el mundo. Dado que los amantes se mantenían discretamente fuera de la vista, mucho de lo que fue escrito fue sobre los hasta entonces desconocidos encantos de Puerto Vallarta.

Menos se ha oído acerca de cómo una película cambió Ciudad Juárez sólo un año después. Una vez más, Debora Kerr apareció, esta vez con Frank Sinatra y Dean Martin. La película, “Divorcio a la americana”, muestra lo fácil que era para los estadunidenses el divorciarse en México en ese entonces.

p30-may2016-01

Ciudad Juárez era notoria como la capital del divorcio del país. En 1965, divorciarse en casi cualquier lugar en los Estados Unidos era difícil. Una excepción fue Nevada, donde el requisito de la residencia se pudo establecer en sólo seis semanas. Entonces Hollywood descubrió Ciudad Juárez al otro lado de la frontera. Por un cierto precio, el divorcio podría ser efectuado en un día. Burton y Taylor estuvieron entre los que pusieron fin a su felicidad conyugal en Juárez para poder después casarse otra vez, al igual que Marilyn Monroe y miles de otras personas.

Pero cuando Hollywood decidió hacer una comedia, pocos mexicanos pensaron que la película era graciosa. Representa a un México habitado por vagabundos andrajosos esquivando burros, que deambulaban por las calles lodosas para acosar a los turistas que llegaban en taxis anticuados. Puedes ver todo en YouTube, escribiendo “Divorcio a la americana 4/7”. Entre los que menos se divertían estaba el Presidente Gustavo Díaz Ordaz. A Chihuahua se le ordenó cambiar sus leyes de divorcio y a las estrellas se les prohibió regresar a México.

p30-may2016-03

Eso dolió. El divorcio en Ciudad Juárez era un negocio de varios millones de dólares. En su libro “Las fábricas sin humo: El descentramiento de EE.UU. Legal y límites morales”, Michelle G. Benavides, informa que en Ciudad Juárez durante la década de 1960 alrededor de 100 abogados arreglaban que un promedio mensual de mil 500 parejas pusieran fin a sus matrimonios. La prohibición de los divorcios rápidos amenazaba, era un desastre económico.

Felizmente, las maquiladoras ya se habían autorizado. Y quizá anticipando la película, el Programa Nacional Fronterizo fue autorizado en 1961 para hacer a Ciudad Juárez lo que actualmente es moderna, un polo de atracción cultural y turístico, donde se localizarían actividades recreativas, así como de entretenimiento y comercio.

Todo esto no quiere decir que Ciudad Juárez no está exenta de problemas, pero en el Buró de Convenciones y Visitantes, el director, Francisco Moreno Villafuerte sostiene que éstas se están superando. Todavía se hacen películas acerca de la gran ciudad de la frontera, pero Moreno insiste en que no hay que creer todo lo que vemos en la pantalla.


Comparte este contenido