fbpx
TOP

Disfruta de un viaje onírico con Pullmantur a bordo del Monarch

Comparte este contenido

Con el servicio de Copa Airlines, llegamos a Panamá desde donde zarpamos para iniciar de la mano de Pullmantur la fantástica experiencia de recorrer Las Antillas a bordo del Monarch, un barco que tiene capacidad para albergar a 2 mil 766 pasajeros, y el cual cuenta con 12 cubiertas, bares, restaurantes, buffet, salón de espectáculos, casino, salón de juegos, gimnasio, spa, salón de belleza y un área especial para que se diviertan tanto los más pequeños como los adolescentes de la familia.

IMG_1702 copy

Royal Suite Monarch copy

Sombreros, gafas, vestidos de colores, piernas al descubierto, muchas sonrisas de diversas nacionalidades, brasileñas, americanas, mexicanas… Casi 30 grados de calor húmedo se sienten en la temperatura, que se amenizan bajo la sombra del muelle del Viejo Colón de Panamá… La música de la tribu Chocoe armoniza la enorme fila de pasajeros que espera para emprender un exquisito viaje por el Mar Caribe.
Suena a una cumbia que dicen es panameña, una flauta, la tumba y la campanilla (caparazón de una tortuga) la componen, elementos que marcan las raíces indígenas de aquella tribu, sus hombres hacen música, sus mujeres se muestran encantadoras mientras venden sus coloridas artesanías, es la dualidad panameña, así se disfruta una espera para viajar con Pullmantur.

Ya a bordo del excelso Monarch, la comodidad de nuestros camarotes, la elegancia en cada detalle y las gratas sonrisas que nos obsequia la tripulación de esta distinguida naviera, nos prepara para emprender una gran aventura en altamar, y ansiosos esperamos el próximo arribo a una región llena de color, cumbia y un exquisito aroma a café….

 

p20-07 copy

Cartagena de Indias, Colombia

Caracterizada también por sus balcones coloniales ataviados de buganvilias que guardan grandes historias desde 1810. Los mosaicos de colores que conforman a esta cálida región de Sudamérica se pueden observar desde el Baluarte de Santo Domingo, el cual sirvió como protección la ciudad, que cayó ante las invasiones de Martin Cote y Francis Drake, y esto obligó a la Corona Española a diseñar un proyecto de fortificación durante el S. XVII.
Para conocer más sobre sus secretos, además de saborear de un rico café en sus coloridas y románticas calles, es indispensable realizar el paseo en “Chiva”, el recorrido nocturno más divertido, desde el cual disfrutas del bullicio del ambiente cartagenero empapado de fiesta y alegría, en el que visitas Boca grande, el Centro Histórico, el Castillo San Felipe de Barajas para culminar en las Bóvedas de Artesanías donde bailarás y cantarás frente al mar al son de la cumbia colombiana.

Después de haber visitado la multiculturalidad de Cartagena regresamos al Monarch para disfrutar de una rica cena, en la que Gerardo Ortiz, -nuestro mesero- nos regaló a diario un cálido servicio que hizo de cada festín una reunión de amigos donde pudimos compartir nuestras experiencias y un poco de nuestras riquezas humanas para después dejarnos mecer por el oleaje del mar en nuestros camarotes.

p20-03 copy

La gratitud de los rayos del Sol nos recibieron en Aruba, un país autónomo insular del Reino de los Países Bajos que pertenece a las Antillas Menores, su ubicación lo coloca al noroeste de Venezuela y al sur del Mar Caribe, tiene 125 mil habitantes de 52 países, y en 1988 se promovió como isla turística. “Papiamento” es el lenguaje de la isla, un dialecto que combina siete idiomas: holandés, inglés, español, portugués, italiano, francés y africano. El 80 por ciento de sus habitantes vive del turismo, por lo que hablar de siete a ocho idiomas se ha vuelto una necesidad. Sus playas poseen un color turquesa espectacular que se fusiona con su blanca y delicada arena, que guarda como sus tesoros a infinitas conchas y caracoles. Así disfrutamos de nuestro segundo desembarque de la Ruta de las Antillas en la bella Aruba, la Isla tropical rodeada de cuatro tipos de cactus y árboles de troncos amorfos, que hace 90 mil años estuvo totalmente cubierta bajo el mar.

Los Barcos de Pullmantur ofrecen cada noche diferentes espectáculos en los que pudimos disfrutar de grandes voces, excelentes bailarines y fantásticos músicos en shows como el “The Rock never dies”, espectáculos que además de reunir diversas nacionalidades, aderezan tus noches a bordo del Monarch, un barco que regala múltiples espacios para quienes gusten de las compras, con sus tiendas libres de impuestos y constantes ofertas; jugar en su casino mientras bebes un whiskey; bailar en su discoteca o simplemente observar en sus cubiertas exteriores el instante en el que la espuma del oleaje y las estrellas te reglan una marea de armonía.

La diversión jamás parará con Pullmantur, a bordo y en altamar se realizan múltiples actividades que conjuntan el profesionalismo de su tripulación, como la demostración culinaria donde los chefs compartieron con los pasajeros sus tradicionales técnicas de cocina que realizan a diario para el deleite de los cruceristas. El equipo culinario está conformado por 144 personas liderados por el Chef Michael Kruckmoser, quien se apoya en cuatro chefs y 14 primeros cocineros. 164 personas trabajan para supervisar y ofrecer la calidad en el servicio, que sin duda fue espléndido.


Comparte este contenido