Grupo Aeroméxico se acoge al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Grupo Aeroméxico y sus filiales seguirán operando en tanto planean una estrategia de reestructuración financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, sin dejar de ofrecer servicio a sus clientes.

Así lo anunció la compañía en un comunicado, en el cual afirma que pretende utilizar este proceso para fortalecer su posición económica e implementar los ajustes operativos necesarios para hacer frente al impacto del COVID-19 y crear una plataforma sustentable para el futuro.

“Esta industria enfrenta desafíos sin precedentes derivados de una significativa reducción en la demanda de pasajeros. Estamos comprometidos en adoptar las medidas necesarias para volar de manera eficiente en esta nueva realidad y estar mejor preparados para un futuro exitoso. Con el proceso del Capítulo 11 esperamos fortalecer nuestra posición financiera e incrementar la liquidez con éxito ante la incertidumbre económica global”, dijo Andrés Conesa, su director general.

Aeroméxico ha sufrido, al igual que muchas empresas, una drástica caída en la demanda de sus vuelos por el COVID-19.

Pero, continuará con sus destinos y frecuencias. De hecho, para este mes de julio, la aerolínea anunció el aumento de servicios a Cancún, Guadalajara, Tijuana, Monterrey y Mérida. Reanudará operaciones desde la Ciudad de México a Huatulco, Zacatecas y Manzanillo, y desde Monterrey a Cancún, Querétaro, Chihuahua y Hermosillo. Estrenará una ruta entre Monterrey-Tijuana.

En cuanto al mercado internacional, reiniciará vuelos desde la capital mexicana a Austin, Tokio y São Paulo, y de Guadalajara a Chicago, Sacramento y Fresno. También incrementará itinerarios hacia Nueva York, Los Ángeles, Madrid, Ámsterdam, París y Seúl.

Aeroméxico está comprometido a aumentar su operación de manera segura en los próximos meses, en línea con las regulaciones locales y la demanda esperada de pasajeros.

Cabe destacar que el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos permite que las empresas con problemas financieros se reorganicen bajo la protección de la legislación. En la mayoría de los casos, el deudor mantiene el control sobre las operaciones pero con la supervisión de la corte.

Por lo cual, todos los boletos, reservaciones, vouchers electrónicos y Puntos Premier se mantienen vigentes de acuerdo con los términos y condiciones actuales.

La compañía no espera que existan cambios en las labores y responsabilidades diarias de sus colaboradores, mismos que continuarán recibiendo su salario y prestaciones de manera habitual.

Cabe señalar que la línea aérea ya había obtenido un préstamo de PLM, propietario de Club Premier, por un total de $100 millones de dólares, garantizado por la participación accionaria de Aeroméxico en dicha plataforma.

Aeroméxico continúa con impecables protocolos de higiene, limpieza y seguridad desde que comenzó la pandemia, cumpliendo con los lineamientos recomendados por las autoridades internacionales.

“Nuestra principal prioridad siempre ha sido mantener un entorno seguro para los clientes y colaboradores, y sabemos que hoy es más importante que nunca,” afirmó Conesa.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •