Symphony of the Seas, la mejor opción para surcar los mares

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mar Caribe.- INVERTOUR, invitado por Royal Caribbean, conoció al imponente Symphony of the Seas, su barco más nuevo. Partiendo desde Miami para disfrutar del Caribe, gozamos de sus instalaciones, siempre bien acompañados de nuestros anfitriones, Manlio Carpizo, director Comercial y de Desarrollo de Producto, y Fernanda Maldonado, directora de Marketing, de la naviera en México.

p08-ene2019-09

El gigante de los mares

Bienvenido a Symphony of the Seas, el crucero más nuevo e increíble de Royal Caribbean. Una verdadera obra maestra de la ingeniería que ofrece a sus pasajeros decenas de opciones para divertirse y crear recuerdos inolvidables. Con capacidad para 6 mil 780 huéspedes en total, siete novedosos vecindarios y 18 cubiertas (de las cuales, 16 son para los cruceristas) este barco es lo más cercano a una ciudad flotante.

Fernanda Maldonado con Manlio Carpizo
Fernanda Maldonado con Manlio Carpizo

Pesa 230 mil GRT (tonelaje de registro bruto), mide más de 362 metros de largo y alberga 2 mil 775 lujosos camarotes. Fue botado en el 2018 y para finales del mismo año llegó al Caribe, ofreciendo variados itinerarios perfectos para los viajeros conocedores y para aquellos que buscan experimentar la abundante oferta de los cruceros de la naviera.

Nuestra aventura comenzó desde que llegamos a la nueva y exclusiva Terminal A, ubicada en Miami y la cual opera únicamente para Royal Caribbean. Aquí podrás dejar tus maletas, así como tener un registro y acceso veloz. Este lugar cuenta con amplias instalaciones y un gran diseño, sin duda, toda una maravilla.

Ya a bordo, te encontrarás con camarotes amplios y bien iluminados, tanto en interiores como con vista al mar, con balcón y balcón virtual, estos últimos equipados con tecnología de vanguardia que ofrece una vista en cada habitación con pantallas de piso a techo que proyectan imágenes en tiempo real.

Tuvimos la oportunidad de explorar sus siete vecindarios (Central Park, Boardwalk, Royal Promenade, Pool and Sports Zone, Vitaly at Sea Spa and Fitness Center, Entertainment Place y Youth Zone), los cuales están ambientados de forma única y ofrecen actividades que los diferencian entre sí.

Respecto a esta visita, Manlio Carpizo comentó: “Tenemos muy buenas noticias, con este viaje estamos dándole la bienvenida al Caribe a Symphony of the Seas, el barco más grande de la industria de cruceros. Este barco representa todo lo que Royal Caribbean ha hecho para innovarse dentro de las formas de entretenimiento, siempre pensando en nuestros huéspedes. Además, estamos inaugurando un nuevo puerto, la Terminal A, la cual es exclusiva de la naviera”.

Antes de seguir la aventura, era menester comer algo. Una vez que llegues a Symphony te darás cuenta que es casi imposible repetir un alimento, ya que cuenta con varios restaurantes de especialidades en los que podrás cumplir tus antojos. ¿Tacos y comida mexicana? Visita Sabor Taqueria & Tequila Bar. ¿Un rollo, tempura o arroz frito? Seguro que en Izumi Japanese Cuisine encontrarás la opción perfecta. Quienes gustan de los deportes es obligado el Playmakers Sports Bar & Arcade, donde pasarán horas de entretenimiento, ya que este lugar ofrece distintas opciones de cerveza, la cual podrás complementar con las deliciosas alitas que preparan.

Erwin Romero con Jaime Rogel
Erwin Romero con Jaime Rogel

Ya con el estómago lleno… preguntar qué actividades hay para entretenerse puede ser muy aventurado: descubrirás que aquí el aburrimiento no existe y que incluso necesitarás más y más días para conocer el amplio repertorio de este crucero.

En Battle for Planet Z te enfrascarás en una dinámica lucha armado con una pistola láser. Entra con amigos o familiares y enlístense en el mismo equipo o compitan como rivales, ¡qué empiece el juego! Si eres de los que prefieren adrenalina en los exteriores, en el simulador de surf FlowRider podrás domar las olas. No importa si eres un experto o apenas comienzas, seguro esta refrescante experiencia será imperdible. Completa la vivencia zambulléndote en sus frescas piscinas y conociendo los retorcidos toboganes de este crucero.

Si prefieres relajarte y apreciar una buena puesta en escena, has llegado al lugar correcto. Hairspray, el clásico de Broadway, está a bordo para hacerte reír, cantar y bailar al ritmo de las aventuras de Tracy Turnblad. Si prefieres los shows acuáticos, en el Aquatheater podrás admirar Hiro, el cual está lleno de acrobacias, coreografías perfectas, hazañas en el aire y el mar como escenario, ¿sabías que no hay dos espectáculos exactamente iguales?

Por la noche, la diversión continúa. Ya sea que vayas por una refrescante bebida al Bionic Bar (un bar atendido exclusivamente por robots) o asistas a una fiesta silenciosa. Aunque no lo creas, aquí podrás bailar con tus audífonos puestos y escuchar música de tu elección. Quizá muestres tus mejores pasos o seas de los que sólo miran cómo todos siguen sus propio ritmo, seguro pasarás momentos muy graciosos.

Y como la diversión también puede ser agotadora, en Vitaly at Sea Spa and Fitness Center encontrarás decenas de opciones para sentirte renovado: masajes, tratamientos faciales y corporales, blanqueamiento dental, y mucho más.

Espera, aún hay más. ¿Sabías que con Royal Caribbean podrás pasar un Perfect Day at CocoCay? Se trata de una parada en la caribeña isla privada de la naviera, la cual se encuentra en constante evolución para ofrecer las mejores experiencias a sus visitantes. Por si fuera poco, desde mayo de este año se agregarán nuevas atracciones, como la piscina de agua dulce más grande de Las Bahamas, un globo de helio que asciende a más de 137 metros de altura o el tobogán acuático más alto de América del Norte, Daredevil’s Peak.

Symphony of the Seas es el orgullo de Royal Caribbean, un barco que integra diversión, excelente diseño, exquisita comida y grandes vivencias.


También te puede interesar:

Le Blanc Tours y Royal Caribbean ofrecen capacitación

Manlio Carpizo, nuevo líder de Royal Caribbean México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •