¡Navidad de ensueño en República Checa!

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Esta es sin duda, una de las mejores épocas para conocer la magia y belleza de la República Checa: la Navidad. El clima, las luces, la arquitectura, la nieve y las bebidas calientes serán tu mejor compañía. Además, podrás pasear por los clásicos mercadillos de Praga, una parada imperdible para el turista.

La plaza más popular y grande se encuentra tradicionalmente asentada en la Plaza de la Ciudad Vieja, destino que se convierte en el centro de las celebraciones decembrinas, además de contar con un árbol navideño que es traído de alguno de los míticos rincones de este país eslavo.

Considerados entre los más hermosos del mundo, los mercadillos navideños de este destino se han convertido en una atracción en sí, ya que su localización, los decorados, los cientos de luces que invaden los mostradores y el ambiente que emana esta ciudad europea los convierten en un lugar ideal para adquirir hermosos recuerditos.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mulheres Que Viajam Sozinhas (@mulheresqueviajamsozinhas_) el

¡Blanca Navidad en República Checa!

Aprovecha el embriagante aroma de la canela y el clavo para dar paseos a media tarde, hora ideal para aprovechar la iluminación, mientras saboreas un exquisito svařák (vino caliente), un aromático trdelník (rollito de galleta), un licor de miel caliente o un sabroso jamón asado, gastronomía más que ideal para estas fechas.

Visita la Plaza Venceslao, bajo el Museo Nacional, en la mayor plaza de Europa; la Plaza de Carlos o la Casa Municipal de Praga (Obecní dům), ubicada en la Plaza de la República.

República Checa ofrece una Navidad como de tarjeta postal: ¡perfecta!… por sus increíbles lugares salidos de un verdadero cuento de hadas.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Visit Czech Republic (@visitcz) el


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •