La espectacular Ruta de Bohemia con Castillos y Palacios

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

pleca-suplemento


Český Krumlov, República Checa.- Es imprescindible recorrer las Rutas del Sur de Bohemia y Moravia con magníficos circuitos que llevan a un auténtico mundo mágico de castillos y palacios, y la belleza sin igual que posee la República Checa.

Petr Lutter, gran anfitrión
Petr Lutter, gran anfitrión

Petr Lutter, director general de CzechTourism para México y América Latina, nos llevó a Český Krumlov: una poesía de ciudad, una verdadera obra de arte, un cuento de hadas…

El Palacio Česky Krumlov

Es impactante. Un ícono de la República Checa, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Construido por los Rosenberg y los Schwarzenberg, con decoración renacentista y barroca.

Hermosos edificios renacentistas con fachadas pintadas por distintos colores dan paso a una columna barroca dedicada a la Virgen y con la que agradecen el fin de una peste mortífera que acabó con miles de habitantes de Bohemia. El paso se detiene en esta ciudad medieval…

Un puente de madera (Lazebnicky Most) separa la ciudad vieja de la colina en la que se alza el castillo.

Latrán es la calle más antigua de Český Krumlov, por ahí se accedía al castillo. Allí hay iglesias, un gran monasterio y casitas encantadoras convertidas hoy en día en simpáticas tiendas, bares en forma del medievo y restaurante. De acuerdo a nuestra guía, Helena, el hermoso arco cubierto sirvió de corredor para que los Rosenberg y los Schwarzenberg no fuesen vistos cuando acudían a distintos actos religiosos al monasterio que hay justo al lado.

El fastuoso Castillo de Hluboká nad Vltavou

sup-p2-may2019-01

Como si estuviésemos en una película… es el Castillo de Hluboká nad Vltavou, uno de los mejores tesoros de este país, localizado al Sur de la Bohemia… Es sencillamente ¡espectacular!

Su construcción se hizo al estilo gótico durante el siglo VIII, al paso de los años fue cambiando de estilos, primero fue de Přemysl Otakar II, y después se reconstruyó como un palacio renacentista a finales del siglo XVI por Lord de Hradec. En 1661 la familia Schwarzenbergs lo habitó, y fueron propietarios de este impresionante recinto durante más de 280 años, heredado de generación tras generación. Ya en 1947, el castillo del Dr. Adolf Schwarzenbergs, su último dueño, fue nacionalizado y Hluboká sigue administrado hasta hoy por el Gobierno de la República Checa.

Su interior es impactante también. Cuenta con pinturas, mobiliario y arte original… la biblioteca, de éste, por ejemplo, es lujosa y fantástica con sus más de 12 mil tomos de libros de contenidos históricos, filosóficos, teológicos, didácticos, novelísticos, etcétera.

Alrededor del palacio hay un gran jardín y bosque, alcanzándose a ver el hermoso lago Munický Rybník, donde antiguamente los habitantes del palacio iban a descansar y disfrutar de este espléndido lugar.


También te puede interesar:

“Salvaje” ruta cervecera en República Checa

Los maratones en la República Checa ¡son un placer!


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •