El cambio constante, por Max Kusznir

Comparte
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    19
    Shares

Es por todos conocido que la industria de viajes de placer, aunque no nació con la llegada del avión, sí comenzó con un crecimiento gradual, el cual se volvió explosivo con la llegada del B747, lanzado por Boeing en 1970. La tecnología ha estado relacionada con los viajes desde tiempos inmemoriales, no sólo permitiendo el comercio si no haciéndolo más cómodo, seguro y eficiente a cada momento. Pero actualmente, los cambios los vemos cada vez más profundos y frecuentes.

p18-mayo2018-05

A mis 44 años me ha tocado ver cambiar esta industria de forma increíble. Recuerdo a mi madre enviar télex (teletipo) para confirmar vuelos y servicios de clientes o bien haciendo llamadas telefónicas que eran carísimas y que pocos nos acordamos de estos costos relacionados con comunicación que tenían nuestras empresas. Pues hoy por hoy son muy bajos, o me atrevería a decir, ridículamente bajos.

¿Cuántos de nosotros recordamos ir al aeropuerto con un boleto físico y al seleccionar nuestros asientos en el avión, la persona que despachaba el vuelo corría a traer una plantilla llena de pequeñas estampillas con cada uno de los asientos y nos pegaba en nuestra tarjeta de embarque el asiento que deberíamos tomar al abordar.

p18-mayo2018-02

Ahora estas formas de operación nos parecen prehistóricos, pero muchos de los que estamos en el turismo los vivimos, padecimos y los tenemos como un buen recuerdo.

Esta hermosa industria sin chimeneas se ha visto sometida a cambios mucho más profundos y constantes de lo que cualquiera de nosotros podría haberse imaginado. En la actualidad, estos cambios han desdibujado líneas de costumbres que se tenían en nuestra industria, de forma tal que han afectado a muchas empresas a nivel mundial.

Hoy atendemos a pasajeros sobreinformados que verifican inmediatamente cualquier recomendación que se les haga, teniendo una increíble cantidad de datos que pueden consultar desde su celular. Y literalmente decir “este hotel no me gusta porque los edredones son amarillos” o “a mí el amarillo no me gusta”, mostrando cientos de fotos de los dichosos edredones amarillos.

Hace 20 años, nadie podría haber imaginado esta cantidad de información disponible para todo el que tenga un celular inteligente, y ojo, de acuerdo a datos de Deloitte Global, para el año 2023, el 95 por ciento de los adultos tendrá uno.

Este panorama nos ofrece dos alternativas muy claras: quedarnos igual y poco a poco desaparecer, o ver la GRANDÍSIMA oportunidad de crecer cada año de la mano de la industria, especializarse, cambiar y adaptarnos, la única constante. Los tiempos donde el cambio era poco y lento se fueron para no volver.

p18-mayo2018-04

No podemos esperar y hacer planes que no merezcan un ajuste y una adecuación firme, porque el mercado cambia de forma tal que en pocos meses podría ser tan diferente que nuestro plan A sea ridículo. Debemos aprender siempre, ser más rápidos, tener capacidad de adaptación y sobre todo, muchas ganas de aprender cosas nuevas y desechar lo que ya no funciona.

Ser plenamente felices de pertenecer a una industria en movimiento, que se actualiza constantemente a nivel mundial, sacudirnos todos los días y salir de esa zona de confort y seguir sumando sin que nos resten.

Exhorto a vender muchos viajes, que pronto se sumarán nuevos destinos y nuevas formas de conocerlos.

p18-mayo2018-01

Max Kusznir estudió Economía en la IBERO.
Es director general de Ana Albert Travel.
Cuenta con más de 30 años de experiencia en viajes.
Es uno de los principales impulsores del turismo de lujo y es siempre reconocido por dirigir la empresa pionera y la #1 en promover destinos sudamericanos en México.
Es un hombre brillante de gran visión y talento.


Comparte
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    19
    Shares