Documentación para viajar

Comparte
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

De la serie: consejos para nuestros pasajeros

Por Luis Guillermo Víquez

Cada nación tiene requisitos para sus ciudadanos y visitantes para entrar, transitar o salir de su territorio. En casi todos los países, los ciudadanos necesitan un pasaporte para salir al extranjero, y, en algunos casos, un permiso de salida adicional (principalmente en regímenes totalitarios).

Para entrar a otro territorio como turista, el visitante necesita su pasaporte vigente. La mayoría de los países exigen que al menos tenga una vigencia de seis meses. En otros se requiere un visado consular e incluso certificados de vacunas.

Por lo general, a los turistas se les permite quedarse cierto número de días, y si se excede ese tiempo, es probable que requiera permiso de salida del país visitado. Mientras que en algunos otros lugares, estar más del tiempo permitido implica un delito.

No todas las naciones garantizan la salud o seguridad de sus visitantes. Antes de volar investigue lo que exige el sitio a visitar, ya que en este campo se producen cambios con tanta frecuencia que no siempre la aerolínea o la agencia de viajes tienen la información actualizada. Por esto, jamás asumen responsabilidad por los documentos de sus pasajeros; este debe cerciorarse personalmente para no tener sorpresas desagradables.

En general los países que exigen visado solicitan que el pasajero pruebe que tiene razones para regresar, como un trabajo estable, propiedades, ahorros o similar. A veces piden que constate el motivo de su visita, confirmación impresa de hoteles o servicios, cartas de invitación, dinero disponible en su visita y más.

Hay que tomar en cuenta que si la finalidad es participar en un evento “diferente al turismo”, es decir, para competir en un deporte, dar una conferencia, presentar un producto, u otro, es probable que su situación migratoria sea distinta y requiera otro tipo de visado.

Nota sobre el equipaje

Un avión, a diferencia de un tren o un autobús, está sometido a severas limitaciones de peso y espacio. Éste puede llevar una cantidad de carga, ni un gramo o un metro cúbico de más, por ello, al pasajero se le fija un límite en su equipaje; a veces lo hacen por número de piezas (con ciertas medidas) y en otras por el peso.

Hasta hace poco tiempo se permitía en todas las aerolíneas al menos una pieza por pasajero como parte del costo del boleto de avión, hoy ya no es así. Cualquier maleta, incluso a veces la de mano, tiene un costo. Si usted paga por sus maletas y exceden esa franquicia, está sometido a una “Tasa por exceso”, que en las aerolíneas regulares es muy elevado. En las de bajo costo y chárter las penalizaciones son más altas aún.

Infórmese antes de viajar. Muchas veces si compró algo especialmente pesado o voluminoso, puede ser más conveniente enviarlo a su casa por un servicio de mensajería exprés que llevarlo consigo.

Identifique su equipaje por dentro y por fuera, con su nombre, dirección, teléfono (en casa y en su destino). Esto facilitará encontrarla en caso de una lamentable pérdida.

Si su maleta se extravía, las aerolíneas pagan hasta cierto límite, por lo general muy bajo. Es recomendable tomar un seguro si el contenido de sus maletas es muy valioso. No lleve en avión aquel magnífico juego de maletas de piel de cerdo, o unas muy económicas de tela o plástico. Use maletas sencillas, de materiales sintéticos. Las maletas se transportan por bandas metálicas, con muchas aristas, y se apilan en espacios limitados, y son susceptibles a golpes fuertes. Las mochilas con muchos bolsillos, cierres y tiras colgando, también son muy susceptibles a sufrir daños al quedarse “enganchados” en los sistemas de transporte.

No llene sus maletas a reventar, una superficie “tensa”, si se enfrenta a algo puntiagudo, puede reventarse con facilidad. Los daños podrían ser indemnizados, pero no substituirán los recuerdos que traía y que quedaron desperdigados en el sistema de transporte.

No guarde sus objetos más valiosos en el equipaje documentado: papeles de viaje, muestras de productos, joyas, computadoras o cosas que necesitará de inmediato al llegar, o le dolería mucho perder. No sólo el problema podría ser enorme, sino que el transportista se tomará varios días en encontrarlos, y si no los encuentra, le indemnizarán con algo que probablemente no repone lo extraviado.

Infórmese cuando vaya a participar en un torneo deportivo o de otra índole. Hay restricciones por llevar armas de fuego, espadas, arcos de flechas o cualquier cosa que puede ser considerada peligrosa. Es siempre preferible enviarlas por mensajería especializada antes de iniciar su vuelo.

En una entrega posterior incluiremos la recomendación de qué poner en el equipaje cuando vayamos de vacaciones.


Comparte
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares